Estas son las tendencias tecnológicas a seguir en 2020

Estas son las tendencias tecnológicas a seguir en 2020

Realidad extendida y fusionada La realidad virtual ha vivido un periodo de ajuste. No ha tenido la acogida en el mercado que se esperaba, pero es cierto que ha marcado un punto de inflexión en la industria. Cada vez más los desarrolladores de contenidos digitales aplican técnicas que animan a una mayor inmersión. Pero, a partir de ahora, se verán otras propuestas más avanzadas en las que se cruzan dos técnicas relacionadas pero distintas, la realidad aumentada y la realidad virtual. La primera, para los neófitos, consiste en presentar objetos virtuales sobre una imagen estática, mientras que la segunda lleva al usuario a vivir un mundo paralelo. Combinándolas se pueden crear herramientas útiles para muchos negocios y lo más probable es que para 2020 se vean muchas más iniciativas. Según el informe anual de previsiones de Ericsson, siete de cada diez consumidores pronostican para el 2030, la aparición de mundos de juego de realidad virtual indistinguibles de la realidad física. El informe de la empresa pone de manifiesto cuatro de cada cinco usuarios de AR y VR creía que estas tecnologías se usarían casi con tanta frecuencia como el internet en los siguientes tres años. «Si bien eso puede ser cierto para tales usuarios, estas tecnologías no se han masificado tan pronto como sus usuarios pioneros predijeron». Sin embargo, dado que el video actualmente aporta la mayor parte del tráfico en línea de los consumidores, «es probable que las imágenes estén destacadas cuando nuestras percepciones físicas y digitales eventualmente se fusionen más allá de un punto de separación significativa», añaden desde Ericsson. Popularización de las redes 5G El 5G entró en España a principios de verano. Por el momento, se puede disfrutar en un pequeño puñado de ciudades y en unos espacios muy limitados, como ocurre en el resto de países en los que está presente. Si a esto le sumamos el limitadísimo número de dispositivos que cuentan con la nueva conexión, no hace falta ser un genio para darse cuenta de que la tecnología se encuentra en pañales. De que hace falta tiempo y dedicación, especialmente por parte de las grandes compañías telefónicas, para que termine de popularizarse. Para este 2020, Qualcomm, una de las empresas más punteras en desarrollo de procesadores, ha anunciado sus nuevos chip compatibles con la red. Por otra parte, el gurú de Apple afirmó hace unos meses, antes del lanzamiento del iPhone 11, que la firma de la manzana se subiría al carro del 5G durante este 2020. Habrá que ver en qué acaba la cosa. Explosión de móviles flexibles El año 2019 ha supuesto dar el pistoletazo de salida a un nuevo concepto de telefonía, los móviles flexibles. Con Samsung como la marca que se ha atrevido a subirse al carro, este 2020 se espera que se lancen varios terminales que aprovechan las capacidades de las pantallas de tipo OLED para crear dos formatos de móvil en uno. La propuesta es interesante, aunque todavía está muy verde. Huawei y Motorola son otras marcas interesadas en este concepto que debutará con precios altos. ¿Hay mercado? Es posible pero lo que está claro es que el «smartphone» debe evolucionar porque, salvo por los cambios en diseño para eliminar los bordes o las cámaras triples, lo cierto es que ha vivido un estancamiento en innovación aunque se ha experimentado un gran impacto en los últimos trimestres con móviles muy potentes cada vez más baratos. Hiperautomatización Según un informe de Gartner, la economía global va a hacer un mayor esfuerzo en 2020 para integrar en sus procesos industriales nuevos servicios automatizados. Es la nueva revolución de las máquinas, que sintonizará con las futuras conexiones de telecomunicaciones. Así, esta automatización del mundo se basa en utilizar tecnología para «automatizar» tareas que alguna vez requirieron la mano humana. Pero a partir de ahora se empezarán a ver cambios más profundos. Esta «hiperautomatización» se va a ocupar de la aplicación de tecnologías avanzadas, incluida la inteligencia artificial (IA) y el aprendizaje automático (Machine Learning), para agilizar aún más los procesos y aumentar a los humanos. Pero a juicio de los expertos, se extenderá a través de una gama de herramientas que pueden automatizarse, pero también por su sofisticación, es decir, descubrir, analizar, diseñar, automatizar, medir, monitorear, reevaluar. «La hiperautomatización a menudo resulta a partir de la creación de un gemelo digital de la organización. Como ninguna herramienta única puede reemplazar a los humanos, la hiperautomatización hoy en día implica una combinación de herramientas, incluida la automatización de procesos robóticos (RPA), el software inteligente de gestión empresarial (iBPMS) y la inteligencia artificial, con el objetivo de tomar decisiones cada vez más basadas en la inteligencia artificial», sostienen desde la consultora. Seguridad de la IA No cabe duda de que la Inteligencia Artificial está cada vez más asentada. Sin embargo, es importante vigilar su desarrollo y su presente actividad de cerca. Obligar a que la tecnología esté al servicio de la sociedad y evitar que pueda ser empleada como medio para vigilar de forma masiva a los usu arios. Precisamente, un grupo de expertos expresaba a la Comisión Europea el pasado mes de julio la necesidad de que los sistemas de inteligencia artificial que se desplieguen para garantizar la seguridad sean«respetuosos con la ley y con los derechos fundamentales» y estén alineados con principios éticos. También se ha demostrado que los sistemas de Inteligencia Artificial pueden provocar discriminación o sesgos injustos, exclusión social o económica. Recuerde, sino, el escándalo de Google Photos. Una «Blockchain» más humana La tecnología de «cadena de bloques» (blockchain) es la base de las criptomonedas pero ofrece muchas prestaciones para otras áreas. Se trata, para entendernos, una especie de libro de contabilidad distribuido, es decir, una lista expandida ordenada cronológicamente de registros transaccionales firmados criptográficamente y compartidos por todos los participantes en una red. Contratos inteligentes, encuestas y medios independientes pueden ser algunas aplicaciones que ya se están viendo, informa la consultora IDC. Es más, también permite rastrear activos hasta su origen o rastrear enfermedades transmitidas por alimentos hasta el proveedor original. Y todo sin la necesidad de una autoridad centralizada. Sin embargo, esta tecnología sigue estando en una fase inmadura para las implementaciones empresariales debido a una serie de problemas técnicos: escasa escalabilidad e interoperabilidad. Los expertos de Gartner adelantan un periodo de proyectos experimentales que serán totalmente escalables para 2023. Hacer un registro autorizado de eventos significativos, con capacidad de observación de personas (con acceso autorizado) para ver la misma información y modelos más privados va a permitir adoptar esta tecnología en más ámbitos. La llegada de la «Nube» distribuida La llamada «nube» se refiere a la distribución de servicios de nube pública a ubicaciones fuera de los centros de datos físicos del proveedor del servicio remoto, pero que aún están controlado. En cambio, en la tecnología «nube distribuida», el proveedor del servicio es responsable de todos los aspectos de la arquitectura del servicio, la entrega de contenido, las operaciones, el control y las actualizaciones. La evolución de la «nube pública» centralizada hacia la «nube pública distribuida» va a marcar, según las previsiones de Gartner, el comienzo de una nueva era de computación en la nube. Aunque muchas empresas ya han iniciado esta transición, se espera que se acelere en los próximos tiempos. La idea es que los centros de datos se ubiquen en cualquier lugar. Esta medida resuelve los problemas técnicos como la latencia pero también desafíos regulatorios como la soberanía de datos, cada vez más importante. Y, por supuesto, también ofrece los beneficios propios de un servicio de nube pública junto con los beneficios de una nube privada local. Con ello se pueden agilizar procesos de datos y garantizar su seguridad en caso de problema técnico. Publicidad en los altavoces inteligentes Según pronostica la consultora Gartner, este 2020 se va a vivir una segunda explosión de los llamados altavoces inteligentes. Una suerte de asistente digital con vocación para convertirse en el nuevo centro de la vida digital del hogar, cada vez más conectado a aparatos «inteligentes». Mientras las marcas y agencias de publicidad observan detenidamente su evolución, con Amazon y Google en cabeza de la lista de ventas, la posibilidad de hacer negocio a través de la voz empieza a verse ya como una nueva fuente de ingresos. Se espera que se realicen campañas de publicidad orientada a la voz t al audio al igual que las búsquedas por comandos de voz se incrementan igualmente. Es una nueva forma de relacionarse entre el ser humano y más máquinas y, como todo, el dinero llama al dinero. Se inicia una nueva guerra de consolas Entramos en año de cierre de generación y, poco a poco, las empresas van ofreciendo información sobre cómo será la siguiente. Después de seis años de paseillo militar, lo más probable es que Sony y su PlayStation 5 suden la gota gorda para plantar cara a una (unas) Xbox Series X que apunta(n) muy alto. Microsoft ha hecho bien los deberes. Ha comprado un amplio abanico de estudios que dotarán de alma a su próxima sobremesa a base de exclusivos. Algo de vital importancia para competir. El primer exponente, según lo anunciado, será «Hellblade 2». A su vez, se espera que la compañía continúe apostando con firmeza por el Game Pass, su servicio de videojuegos en «streaming».Mientras tanto, Nintendo, con toda probabilidad, seguirá a lo suyo después de un 2019 excelente en el que ha superado los 44 millones de Switch vendidas. A la híbrida de Kioto, que también está disponible en versión totalmente portátil, le queda mucha vida por delante. El poder de la imagen La imagen y el vídeo van a seguir siendo los contenidos que más interesen (y se muevan) en las plataformas digitales. Y, con ello, una gran cantidad de tráfico por internet. Para los expertos, esta tendencia seguirá al alza este año entrante. La digitalización es una realidad en la que se espera que las compañías tecnológicas nos anticipemos a las necesidades de los clientes. «Además de la relevancia actual de los datos, estamos convencidos del poder de la imagen como el otro gran pilar fundamental tecnológico. Por tanto, las innovaciones tecnológicas de este año girarán en torno a ella, lo que se traducirá en la implementación de nuevas soluciones adaptadas a las necesidades de cada sector, facilitando la información clave de cada negocio», apunta a ABC Geert Rongen, director general de Canon España y Portugal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *