¿Tu software está anticuado? Cuidado con los virus que te acechan

¿Tu software está anticuado? Cuidado con los virus que te acechan

Tu software no es como el vino. No le sienta bien la edad. Envejece como lo haría una muralla, pero lo hace a pasos agigantados: para venirse abajo, más que siglos necesita unas semanas. Se afea, se cae a cachos, se debilita. Y, más pronto que tarde, deja la puerta abierta a visitantes no deseados. Es la eterna condena de la obsolescencia programada, las nuevas versiones que se muerden la cola y el cibercrimen, siempre en busca de un eslabón débil.

Seguir leyendo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *