Asumir el presente

Manuel Valls inaugurando el memorial de Rivesaltes – Fuente: Guillaume Horcajuelo (EFE)

“El oficio de historiador es antipático”… Así lo definió este verano mi amigo historiador Robert Neisen cuando paseábamos por la sierra madrileña y creo que no puede tener más razón. No se trata de agradar con los hechos, se trata de hacerles justicia y dar las máximas garantías de verosimilitud. Tan importante es asumir el pasado como aceptar que los hechos a veces no respondan a nuestros deseos o expectativas, es lo podríamos llamar “asumir el presente”.

Hoy aparece una información en EL PAÍS -el mismo medio que decía ayer lo contrario- que desmiente una oscura intención por parte del gobierno español acerca del memorial de Rivesaltes (Francia) para honrar a los republicanos españoles que huyeron a Francia. Al parecer, fue el propio gobierno francés quien cursó una invitación “discreta”, porque deseaban que fuese un acto interno de Francia sin autoridades de primer nivel por parte de España . Tal vez Manuel Valls no quería hacerse la foto con Rajoy o al revés. Quien sabe.

En cualquier caso, hubiese sido una ceremonia mucho más lucida y emotiva si los dos gobiernos hubiesen hecho un acto solemne de reconocimiento y reconciliación con el pasado.

Aquí la noticia publicada sobre el acto de ayer: Valls reprueba la “humillación” a los refugiados españoles en Francia

 

Asumir el pasado

fichaMemorial

Ficha de un refugiado español expuesta en el memorial. Fuente: EL PAÍS.

Me encuentro realizando una modesta investigación personal acerca del Valle de los Caídos y hoy me ha sorprendido esta información firmada por Carlos Yárnoz en EL PAÍS  acerca de la inauguración en el día de hoy de un memorial en el campo de concentración de Rivesaltes (Francia)

En este lugar estuvieron recluidos miles de refugiados republicanos que huyeron a Francia al terminar la Guerra Civíl, como puede leerse en el reportaje de hoy. Pero lo que más me ha llamado la atención de esta información ha sido la ausencia de representación institucional española de primer nivel en este acto, el cual será encabezado por el Primer Ministro de Francia, Manuel Valls.

Los propios organizadores han tildado de “escándalo” ese silencio e indiferencia por parte del gobierno español. Esto me hace pensar que tenemos todavía un largo camino en una parte importante de España para asumir nuestra propia memoria incómoda, un camino que se inició hace bastante tiempo en Alemania   y que ahora da sus primeros pasos también en Francia . La historiadora Geneviève Dreyfus-Armand , anima a sus colegas españoles: “Estaría bien que España reconociera también sus pasados negros. Un pueblo sin memoria no puede construir una verdadera democracia. No se puede confundir a víctimas y verdugos”.

Confiemos en que el ejemplo de nuestros vecinos inspire cada vez a más investigadores, nuestros hijos merecen recibir en las aulas una versión rigurosa, científica y objetiva de muchos acontecimientos de nuestros país en el siglo XX.

Referencias: