Reggae lavado a la piedra

aggrolites

The Aggrolites (2016)

El destino unió en 2002 a estos cinco músicos de Los Angeles como banda ocasional que acompañó al veterano Derrick Morgan durante una gira por USA y un proyecto discográfico que nunca vió la luz. La experiencia fue tan intensa que decidieron conformar The Aggrolites, un combinado llamativo que destacó por ensuciar un poco el rocksteady de los 50 con guitarras más intensas de lo habitual y una puesta en escena cargada de energía californiana.

aggrolites Gruta c

The Aggrolites, ayer en Gruta 77 – Foto: El inquilino digital

El resultado después de casi quince años, es un sonido intenso y eléctrico que no pierde las raíces del conocido como early reggae, mezclando soul y funk con gran maestría y con la ayuda de la voz rota de Jesse Wagner. Ayer no tuvieron demasiados problemas para calentar la cueva, con un público entregado y variopinto, sobre todo cuando Wagner consiguió ver a su audiencia y no intuirla detrás de cuatro focos blancos. Es de esos cantantes que necesitan alimentarse de miradas, refuerzo positivo y muchas voces coreando. Y vaya si lo consiguió, cuando se le calentó la garganta ya no le paró nada. También ayudó la traducción simultánea de su bajista Jeff Roffredo, que en perfecto español se encargó de animar la fiesta e incitar la participación durante todo el show. Mención especial para Roger Rivas, que desbordó dominio técnico y pasión sobre el Hammond, un instrumento con tanta personalidad que a veces enmascara al músico que hay detrás. No fue el caso y al igual que ocurre con Vic Ruggiero (Slackers), Rivas equilibra con maestría al resto de sus compañeros.

Recorrido por sus últimos cinco albumnes y por casi todos los palos del género, con un guiño especial al two-tone de The Specials y una versión de A Message To You Rudy que sonó muy evocadora. Cerraron con Don’t Let Me Down coreado por toda la parroquia hasta el fondo de la sala y todos contentos a la cama, que algunos sois mayores y hay que cuidarse.

THE AGGROLITES actuaron ayer en Gruta 77.

Quo Vadis, Rototom?

Benicassim, 17/08/2012 - Sunsplash 2012 - Publico - Fotos/Photos Luca d'Agostino © Rototom 2012

Fotos/Photos Luca d’Agostino

Ayer a la hora de comer me estaba sobreponiendo a la cascada de sucesos que nos está salpicando en pleno mes de agosto: incendios, hachazos machistas y edificios que se derrumban, cuando ví abrir el telediario con una noticia sobre un festival de reggae.

Por un momento pensé que los editores del telediario de TVE se habían apiadado de nosotros -o se habían vuelto locos- y nos iban a ofrecer una versión jamaicana de la realidad con aroma a ganja, pero no.  Resulta que los responsables del Festival Rototom Sunsplash (Benicàssin) han rectificado su decisión inicial de vetar la presencia del artista de origen judío Matisyahu (Matthew Paul Miller) y han vuelto a invitarle para actuar el 22 de agosto como estaba previsto desde un principio.

La historia que precede a ese desenlace no parece más que un pequeño culebrón veraniego montado alrededor de un artista algo mediocre según los “entendidos” en reggae. Fue nominado a un Grammy por mejor album de reggae 2007 (Youth)  y le acusan de ser excesivamente comercial o “de artista MTV”. Quizás olvidan -o no saben- que el propio Bob (Marley) tiene una estrella en el Paseo de la fama en Hollywood o que todos los grandes maestros del género ha tenido un Grammy en algún momento de su carrera (Jimmy Cliff, Black Uhuru, Peter Tosh, Lee Perry, Toots…etc) Pero eso nos llevaría a un debate infinito sobre qué es “ser comercial” y si eso determina el talento de un artista….

comillas_open

“No podían pensar con lucidez por las presiones”… Algo comprensible en un festival de reggae que dura una semana, no?comillas_close

Por encima del valor musical de Matisyahu, lo que a mí me ha llamado poderosamente la atención es el enorme poder mediático y político que tiene el conflicto arabe-israelí en sus dos facetas. La mayoría de las personas preguntadas en el festival ignoraban o no terminaban de comprender bien la polémica formada alrededor del veto a Matisyahu, pero no obstante se posicionaron inicialmente en contra de su presencia porque está “en contra de los palestinos” según proclama una organización llamada BDS Pais Valenciá, cuya misión declarada es “desmontar el estado de Israel”. Después de todo, cualquier cosa que huela a palestino ya parece justa en sí, no?…

Por el otro lado, la Embajada de Estados Unidos y el propio Gobierno de España han cogido la toalla y se han levantado de la tumbona en pleno agosto para declarar lo inapropiado del veto a Matisyahu, indicando amablemente cuál era el camino correcto a los responsables del festival. La respuesta de los mismos ha tenido su gracia: “no podían pensar con lucidez por las presiones”… Algo comprensible en un festival de reggae que dura una semana, no? Tal vez el hijo de algún magnate multimillonario judío americano es fan de Matisyahu y se está pegando la juerga padre este verano en Benicassim. Tal vez llamó decepcionado a su padre cuando vió que quitaban del cartel a su ídolo.. Quién sabe, cosas más raras se han visto. Después de todo son judíos, no?

El caso es que con semejante realidad, cualquiera abre un telediario en agosto. Ánimo becarios de TVE !!

Banner_Difunde 72990

Begoña Bang-Matu & The Shake It Up’s

begoña

Begoña Bang Matu & The Shake It Up’s

El micromecenazgo (o crowdfunding) es una fórmula de supervivencia financiera para creadores que, como Begoña & The Shake It Up’s, tienen un nuevo proyecto en mente pero dificultades financieras para arrancarlo.

Es una forma de proteger los bienes culturales ante la crisis, aprovechando las posibilidades que ofrece la red y la solidaridad de quienes aprecian el arte. Pero lo más importante de todo, es que nos puede hacer sentir bien individualmente por muy poco dinero.

Además de recibir el producto del artista a cambio de nuestra aportación (en formato vinilo y digital, entradas, camisetas..etc), lo que aportamos con nuestra donación es realmente una ayuda para mantener la rueda creativa funcionando.

Si finalmente no se reúne el dinero fijado como objetivo del proyecto en el plazo comprometido, no aportamos nada. Justo, no? Hay muchos proyectos científicos, culturales o artísticos que han podido ver la luz gracias a esta fórmula basada en la cooperación colectiva en red.


Desde aquí apoyamos la iniciativa y os deseamos mucha suerte. ÁNIMO !

Página de Crowdfunging Nuevo EP de Begoña Bang Matu & The Shake it up’s:
Begoña Bang Matu & The Shake it up’s